viernes, 19 de febrero de 2016

El test de la LUNA

 
¿Sabías que la luna, además de mágica y misteriosa, 
también refleja aspectos de tu 
vida y de tu personalidad?
 
1. Eficiente y orientado al logro: 
Eres una persona enérgica, optimista y con mucha seguridad en sí misma.
Sientes que debes trabajar constantemente en búsqueda de seguridad y deseas crear una
base de bienestar material, pues consideras que la seguridad viene como resultado del trabajo
y de un hogar estable.
Tu principal reto radica en ser más tolerante contigo mismo, pues puedes llegar a ser
un juez implacable y estricto.
Pon atención en cómo te tratas cuando cometes un error (las palabras que empleas,
las cosas que haces) respétate, acepta tus errores y trabaja con amor y empeño en solucionarlos.
Es mucho mejor convertirte en el patrocinador de tus sueños que en tu propio verdugo.

2. Creativa y perceptiva:
Eres una persona práctica, bondadosa, emocional y que disfruta de las cosas más exquisitas
de la vida.
Estas muy conectada con la sensualidad del mundo material y te gusta construir
entornos estéticos y emotivos.
Tienes la tendencia a incurrir en excesos: quedarse hasta la madrugada viendo películas o
escuchando música, comer de más, disminuyendo tus niveles de energía.
Un poco de moderación en la intensidad con que asumes la vida y un poco más de
organización de tu tiempo y energía te ayudarán a intensificar el brillo de tu vida, tu trabajo
y todo aquello que creas.

 3. Enérgica y templada:
Eres una persona que anhela tener confianza, fuerza de carácter y ser importante en su mundo.
Eres un gran proveedor que intenta siempre mantener las condiciones para asegurar tu
bienestar y el de tus seres más queridos.
Consideras la amistad como un pacto de protección mutua, lo cual te hace ser decididamente
leal y tener mucho miedo a ser traicionado, y de ahí justamente nace tu gran reto:
confiar.
Desconfiar constantemente además de ser un signo de debilidad es terriblemente desgastante.
Te caracterizas por elegir muy bien tu compañía, por lo tanto bríndate a los demás sin miedo,
con confianza, bondad y sin reserva, pues todo aquello que das, siempre volverá a ti.
De este modo tu vida será mucho más tranquila, plena, alegre y feliz.

4. Sensible y compasiva: 
Eres una persona muy bondadosa que generalmente se centra en atender las necesidades de
los demás, algunas veces no descansado suficiente, ni dedicando tiempo para tus propios
deseos y necesidades.
Muchas veces construiste tu imagen a través de los demás, lo que podría generar algún
tipo de dependencia, y es justamente ahí donde radica tu gran reto: reconocer tu importancia,
tus talentos y tu valor.
Eres una persona dotada de talentos y sentimientos maravillosos, permítete explorarlos,
emplearlos y construir cosas maravillosas para tu vida con ellos.
Tu naturaleza es ayuda, pero podrás ayudar más y mejor en la medida en que tu estés bien,
plena, satisfecha y feliz.

5. Inquieto e investigador:
Eres una persona culta, noble observadora, curiosa y muy objetiva que aunque puede ser
amigable y entablar conversaciones, prefiere permanecer con sus personas más queridas,
o sencillamente pasar tiempo de calidad a solas.
En tu mente normalmente hay un gran flujo de ideas y por esta razón puedes llegar a padecer
ligeros casos de insomnio y estrés.
Tu principal reto es creer más en tu intuición (la voz de tu corazón que escuchas en tu mente)
y prepara tu mente para vivir en positivo, pues cuanto más lo hagas, más rápido eliminaras de
tu vida los obstáculos y la ideas que te impiden ser una persona íntegra, plena y satisfecha.
Recuerda que si permites que tu corazón sea tu brújula, tu mente sea tu mapa y tu alma sea
tu guía, nunca estarás perdido.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario